viernes, 30 de junio de 2017

LA HUELLA DE CAMARÓN DE LA ISLA.


Se cumplen veinticinco años de la muerte de José Monge Cruz, Camarón de la Isla, figura primordial del flamenco y natural de San Fernando.
A día de hoy a falta de un espacio dedicado a la figura del cantaor isleño podemos ver en distintos puntos de la ciudad encontramos lugares vinculados a Camarón.

El primero de esos lugares en el que nos detenemos es la casa donde nació Camarón de la Isla situado en la popularmente conocida como Callejuelas, en la calle Carmen encontramos una humilde casa donde nació, la casa fue restaurada hace un par de años, realmente fue demolida y se volvió levantada, a día de hoy es visitable.

Casa natal de Camarón de La Isla
Ya en el Barrio de la Iglesia, más concretamente en la Calle Amargura encontramos la fragua donde Camarón ayudaba a su padre Juan Luís Monge Núñez, es otro de los puntos de peregrinación de los seguidores del gran cantaor isleño.

La fragua
Muy cerca del histórico Puente Zuazo está la Venta de Vargas, considerados por muchos como el auténtico “templo camaronero”, allí Camarón empezó su andadura y a convertirse en uno de los grandes maestros del cante. En la Plaza de Juan Vargas, junto a la venta,  encontramos una escultura de Camarón sentado mirando hacia el lugar donde comenzó su carrera mientras es observado por un niño.

Venta de Vargas
Escultura de la Plaza Juan Vargas
Otro de los puntos importantes y de obligada visita es la Peña de Camarón de la Isla que se encuentra junto al Parque Sacramento, en ella se guardan numerosos recuerdos del cantaor así como ser una entidad muy activa que organiza gran cantidad de actos a lo largo de todo el año, en su fachada podemos ver la silueta de Camarón, realizada en forja,  que conmemora la entrega de la Llave de Oro del Cante otorgada en 2000 de manera póstuma. También podemos observar otra escultura esta vez realizada en piedra, la de la Plaza de Juan Vargas está realizada en bronce, y como pone en la misma realizada por la peña.

Peña Camarón de La Isla
Llave de oro del Cante

Por último el final de la ruta es el cementerio donde se encuentra la tumba de Camarón de la Isla, de mármol negro y rematada por la efigie del cantaor también realizada en bronce, como curiosidad destacar que a lo largo de la tumba encontramos un relieve de la ciudad de San Fernando en bronce. Destacar que nunca faltan las flores que depositan muchos aficionados al cantaor.

Mausoleo de Camarón
Posiblemente el mayor exponente del flamenco, genial y mito. Natural de San Fernando.

 

jueves, 22 de junio de 2017

TUMBAS DE JORGE JUAN.

Cuanto menos curioso que un centro educativo contenga piezas arqueológicas, es lo que ocurre en el Instituto Jorge Juan de San Fernando ya que en sus jardines podemos encontrar una serie de tumbas de distintas tipologías y cronologías. Provienen de una antigua excavación de la vecina localidad de Puerto Real. El conjunto lo conforman:

• Cistas de incineración de época romana (siglo I a.C. I d.C.).
• Enterramiento de inhumación tardo-púnico (siglos III-II a.C.)
• Tumbas feno-púnica (V-IV a.C.).

Así que si os acercáis al Instituto Jorge Juan podréis visitarlas.





 







 





viernes, 9 de junio de 2017

PUNTA CANTERA: EL MUELLE DE LA PÓLVORA.

Punta Cantera es la banda costera del oeste de San Fernando bañado por las aguas del saco interior de la Bahía de Cádiz es uno de los lugares más desconocidos, pese a su cercanía con el centro urbano de la ciudad, durante mucho tiempo fue terreno militar de manera que el acceso al lugar estaba restringido.


El abandono de las instalaciones militares hace algunos años ha supuesto el “descubrimiento” de un lugar desconocido para la mayoría de ciudadanos de San Fernando. Los Polvorines de Fadricas, como es conocido el lugar por la población local, son un conjunto de estructuras de interés para su protección y puesta en valor.

Nos centramos en una de esas estructuras que a día de hoy aguantan el embate del tiempo como es el Muelle de la Pólvora.

Si observamos ya sea desde la Casería de Ossio o desde el Centro Comercial de Bahía podremos ver, especialmente durante la bajamar, un apéndice de piedra que se adentra en aguas de la bahía se trata del viejo muelle que servía para transportar los barriles de pólvora a embarcaciones de poco calado que a su vez llevaban la pólvora a los buques de guerra que se encontraban fondeados en la Bahía de Cádiz.

El muelle fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII. Está construido en piedra ostionera, la piedra local, vemos como la piedra esta machihembrada, la base de la construcción está realizada en hormigón (en las zonas con desprendimientos se puede observar) el piso del muelle está empedrado, hay zonas donde se puede observar el suelo original sin embargo en otras se ha perdido o se encuentra oculta por la vegetación que ha tomado gran parte del muelle. Una de las características más curiosas que presente el muelle en la inclinación descendente conforme andamos hacía el final del muelle, facilitaría el transporte de los pesados barriles de pólvora a las embarcaciones.    

ENLACES DE INTERÉS.
http://milan2.es/Articulos/ArticuloEspigon.html (Para más información sobre el Muelle de la Pólvora Y los Polvorines de Fadricas, web de Miguel Ángel López Moreno).