martes, 15 de marzo de 2016

SANCTI PETRI: UNA POLÉMICA QUE NO CESA.

Es un asunto que cada cierto tiempo sale a la palestra pública con el consiguiente debate que suscita tanto en San Fernando como en Chiclana de la Frontera, y no es otro que el Islote de Sancti Petri.

Se ha escrito mucho en los últimos años especialmente a raíz de la inclusión de citado enclave dentro del PGOU de San Fernando, con la consiguiente protesta de Chiclana, al igual que ocurre al contrario. Han sido muchas las vueltas que ha dado éste asunto a lo largo de los últimos años, con resoluciones judiciales de por medio, que aún no han podido “cicatrizar” dicha herida entre ambas poblaciones.

No pretendo entrar en polémicas ya que como se ha expuesto ante los tribunales decidieron en su momento dando la razón y por ende la titularidad a San Fernando, basando en hechos probados como la titularidad del castillo así como razones históricas y geográficas que reafirman que el islote de Sancti Petri se encuentra dentro del término municipal de San Fernando.

Tampoco hay que olvidarse que el islote, enclavado frente a la costa chiclanera, forma parte también de la historia de Chiclana estando muy presente en la idiosincrasia de su población, es fácil ver como la ciudad tiene la silueta del castillo como algo propio del paisaje como lo puede ser la Ermita de Santa Ana o la Iglesia de San Juan Bautista. Incluyendo que es más fácil acercase a ese paraje desde Chiclana que desde San Fernando debido a esa proximidad antes comentada.

Las dos poblaciones debemos de dejar ese “chauvinismo” que ha imperado durante muchos años las relaciones entre poblaciones haciendo especial hincapié en Sancti Petri, debemos recordar que cuando el castillo presentada la ruina más absoluta, literalmente se caía a pedazos, ambos ayuntamientos fueron de la mano para su restauración y puesta en valor, gracias a esa unión podemos decir que el Sancti Petri sigue en pie y se ha convertido en un aliciente para aquellas personas que nos visitan y para los propios habitantes de la zona ya que era en cierto modo un desconocido. La unión hace la fuerza y esta es la buena prueba de ello.

Un caso similar al de Sancti Petri lo tenemos los isleños con el Real Carenero situado junto al Puente Suazo, estas antiguas atarazanas germen de la floreciente industria naval de San Fernando se encuentran dentro del término municipal de Puerto Real algo que no es un impedimento para sentir aquellas instalaciones como algo propio y ligado a los isleños pese que se encuentra en “otro” pueblo además también se ha dado el caso de que todas las administraciones han ido de la mano para salvar aquel monumento del olvido.

Dejémonos de localismos y unamos esfuerzos para sacar todo lo que tenemos adelante. El patrimonio no conoce de fronteras y propiedad, es de todos.
www.turismochiclana.es

lunes, 7 de marzo de 2016

JOYAS FOTOGRÁFICAS

La Fototeca del Patrimonio es una entidad creada por el Ministerio de Cultura e integrada dentro del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) tiene como función la conservación de un amplio patrimonio fotográfico, en torno a setenta mil imágenes, que se centran en las fotografías realizadas por esos primeros fotógrafos que vinieron a España durante la segunda mitad del siglo XIX y plasmando lugares y momentos alguno de los cuales sólo nos quedan el registro gráfico.

Entre aquellos fotógrafos encontramos a Jean Laurent Minier (1816-1886) uno de los más importantes fotógrafos de la época, este francés a parte de trabajar en Francia, su país, también desarrolla su actividad en otros países europeos como Alemania o Rusia, a mediados del siglo XIX se instala en España llegándose a ser el fotógrafo oficial de la Casa Real y donde permanecerá hasta el fin de sus días. Como muchos en esos años comienza su andadura por todo el país cámara en mano y comienza a inmortalizar lugares y costumbres a lo ancho y largo del país, está actividad provoca la creación de una vasta colección que ha llegado a nosotros a día de hoy.

Entre sus múltiples también estuvo en nuestra tierra y dejó testimonio gráfico de aquella visita de nuestra ciudad encontramos varias fotos donde podemos contemplar el casco urbano de San Fernando desde lo alto de la loma donde se asienta el Real Observatorio de la Armada, dichas fotos nos presentan una ciudad en crecimiento pero sin llegar al grado de desarrollo urbanístico alcanzado por San Fernando sobre todo en la segunda mitad del siglo XX y que la han catapultado a ser una de las grandes ciudades de la provincia de Cádiz, podemos ver como el entramado urbano está prácticamente rodeado por explotaciones agrícolas, popularmente conocidas como huertas, así como es perfectamente visible una de las industrias que dieron a la ciudad fama como es la industria salinera podemos ver como al fondo son inconfundibles las siluetas piramidales de las montañas de sal extraídas de los tajos salineros como hemos comentado actividad junto a la industria naval y los militares actividades que eran los pilares económicos de San Fernando, la actividad salinera a día de hoy que no tiene la importancia que podemos ver en las fotos antiguas donde muchos habitantes de la ciudad vivían gracias a la extracción de este mineral.

También podemos destacar el blanco caserío de la ciudad formado por viviendas de a lo sumo tres plantas, exceptuando algún edificio mayor gracias a esto podemos ver algunos edificios que mayor interés como son el Ayuntamiento sobresaliendo entre las demás construcciones así como la Iglesia Mayor con sus inconfundibles torres, la Iglesia de San Francisco, y la Capilla de la Compañía de María, estos edificios a día de hoy son más difíciles de identificar ya que el casco urbano de la ciudad se encuentra salpicado de edificaciones modernas que dificultan la visión de estos nobles edificios. Otro edificación que podemos identificar es la antigua Casa de Zimbrelo con su característica torre, atalaya que tuvo un importante papel durante el Asedio Francés a la Isla de León ya que gracias a ella se podían ver los movimientos que realizaba el ejército napoleónico durante la batalla, desgraciadamente este edificio así como la torre fueron derribados durante la segunda mitad del siglo XX dando paso a un moderno edificio que podemos contemplar a día de hoy y que como testigo del pasado conserva en su interior el escudo que flanqueaba la portada de la antigua casa.

Estas fotografías han dejado plasmada una realidad que a día de hoy no es familiar pero a la vez desconocida, gracias a ellas vemos el desarrollo de la urbe como el paso de los años han acabado con edificios pero también vemos como algunas construcciones “desafían” el paso del tiempo y son fiel testigo de la historia de la ciudad y sus gentes. Gracias a J. Laurent Minier por hacer un alto en su camino, de seguro que iba a Cádiz, y plasmó con su cámara nuestra ciudad.

Foto extraída de la Fototeca del Patrimonio Histórico Español

Foto extraída de la Fototeca del Patrimonio Histórico Español

Foto extraída de la Fototeca del Patrimonio Histórico Español

Foto extraída de la Fototeca del Patrimonio Histórico Español

FUENTES.
Instituto del patrimonio cultural de España.
http://ipce.mcu.es/
Biografía de Jean Laurent Minier.
http://www.uclm.es/ceclm/fotografia_hispanic/fotografos/laurent.htm
Vistas de ciudades de J. Laurent.
https://www.flickr.com/photos/bibliotecabne/sets/72157626802892801/