jueves, 28 de mayo de 2015

LA NÚMERO 7.

A día de hoy se nos presenta tomada rodeada por modernas construcciones fruto del frenético desarrollo urbano de la ciudad que ha ido creciendo sobre todo en los últimos cuarenta años, entre construcciones del siglo XX encontramos resistiendo esta fortificación que nos traslada a los tiempos en que "España fue una Isla" se trata de la denominada Batería nº7 también conocida como Reducto Inglés 7.
Ilustración del Atlas de las Fortificaciones
la Isla de San Fernando de Carlos Vargas Machuca

Localizada entre la Avenida de la Constitución de 1978 y la Calle Santo Entierro (Callejón Nuevo) nos encontramos esta fortificación que formaba parte del entramado de construcciones defensivas de las Islas Gaditanas durante el Sitio de Cádiz 1810-1812. y que tenían como objetivo detener el avance de las tropas napoleónicas y por ende la toma de la Isla de León y Cádiz por las mismas.
Imagen del vuelo americano de 1956
(Junta de Andalucia)

Estaba flanqueada por otras baterías denominadas batería 6 y batería 8. La 6 se situaba entre San Onofre y la actual Ronda del Estero mientras que la 8 se situaba entre la Calle Sol y la Calle Artesano José María Silva en Gallineras. De ambas sólo es visible el terreno donde se encontraban localizadas los restos son apenas perceptibles o simplemente han desaparecido.
Imagen aérea de como está en la actualidad
(Google maps)
A diferencia de otras fortificaciones localizadas en la ciudad el Reducto Inglés 7 estaba construido a base de tierra y no con piedra, esta caracteristica también la encontramos en otras construcciones defensivas del término municipal.
Fotos de 2015

En la actualidad es visible y podemos identificar su peculiar forma hexagonal (fotos aéreas).
Foto de 2015

Hace unos años y coincidiendo con los fastos del 2010 esta batería fue limpiada e incluso se nos presentaba tal y como estuvo durante los días del asedio, incluyendo la artilleria instalada en ella, pero pasaron aquellas fechas y volvió la batería al aspecto que nos encontramos a día de hoy tomada por la vegetación y utilizada por algún ser "bípedo" con escazo raciocinio como vertedero. Destacar que la misma se encuentra protegida por Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Esperemos que nuestros gobernantes tomen buena nota y no dejen a la nº7 dormir el sueño de los justos.

FUENTES.
Sancho Roda, José. “Atlas de fortificaciones de la Isla de San Fernando de Carlos Vargas Machuca”. Gerencia de Urbanismo, Ayuntamiento de San Fernando. 2004.
http://www.juntadeandalucia.es
https://www.google.es/maps/

martes, 12 de mayo de 2015

LIANAS URBANAS.

Siempre se ha dicho que en tiempos antiguos una ardilla podía cruzar la Península Ibérica de árbol en árbol sin pisar el suelo de la piel de toro, a día de hoy ésto lo podemos extrapolar a la ciudad de San Fernando donde un animal (incluyo a los bípedos) podrían ir desde Camposoto hasta La Carraca sin poner un pie en el suelo utilizando para desplazarse los imnumerables cables que encontramos en la ciudad.

Tal vez sea porque habito en ésta ciudad y me fijo en esas cosas pero la cantidad de cables que encontramos en esta ciudad soprebapasa lo tolerable los tenemos de todas las formas posibles grandes y pequeños, largos y cortos, afortunadamente son todos de color negro (si no la ciudad parecería estar anclada en un eterno carnaval). El impacto visual es tremendo y aunque hay que reconocer que los cables forman parte de la fisonomía de la ciudad personalmente en San Fernando hemos alcanzado unas cotas alarmantes.

Hace unos años se propuso el soterramiento de  gran parte del cableado de la ciudad, sobre todo en la zona de la Calle Real, pero aquello como otras tantas propuestas no se llevó a cabo. Siendo realista el soterramiento del cableado es harto complicado pero aún así se debería estudiar la eliminación del mismo en monumentos u otros edificios singulares, es sangrante ver algunas fachadas de la ciudad atravesadas por cables, en algunos casos cables han sido pintados con el mismo color que la fachada de manera que pasan un poco desapercibidos pero hay edificios donde el cableado rebasa lo tolerable y se convierte en un auténtico desproposito.

Mientras ésto no suceda nos conformaremos con ver nuestras particulares lianas de selva urbana. No he tocado el tema catenarias del tranvia.

Plaza del Rey

 Callejón de la Soledad
  
 Ayuntamiento